Sobre la obra de esta destacada poetisa de la diáspora hablaron, además de la autora, la crítica literaria Darija Žilić, la escritora Lada Žigo, y el Dr. Antun Pavešković, en nombre de la editorial DHK.

El pasado 20 de septiembre, en la Asociación Croata de Escritores, se llevó a cabo la promoción del libro „Poticaj buđenju“ („Estímulo para el despertar“) de la poetisa Malkica Dugeč, quien reside en Alemania. Hablaron sobre el libro Darija Žilić, crítica literaria; Lada Žigo, escritora; el Dr. Antun Pavešković, en nombre de la editorial – la Asociación Croata de Escritores, además de la autora. Los versos fueron interpretados por el artista dramático Joško Ševo. Además del numeroso público y amantes de la obra poética de Malkica Dugeč, estuvieron presentes como invitados especiales los alumnos de la Escuela Primaria August Šenoa, de Zagreb, con la profesora de croata Ivka Bašić, quienes recitaron los versos de esta destacada poetisa de la diáspora. 

La crítica Žilić, quien consideró la obra como una armonía lírica, destacó que la compilación está compuesta de sesenta poesías: cuarenta y tres sonetos y catorce poesías en prosa, o poesías en estilo libre. La poesía de Malkica Dugeč es de carácter íntimo. Según las palabras del editor Pavešković, el libro se compone de cuatro ciclos separados, titulados simbólicamente: Sonetos en el rancho de la esperanza, Sonetos para la patria y los amigos, Sonetos en carta, y Estímulo para el despertar. Sin embargo, los ciclos mencionados están relacionados en un trío, con medidas iguales, compuestos de imágenes y atmósferas externas diarias, emociones espirituales internas, anhelos, esperanzas y combustiones, como reflejos claros del pasado lejano y un futuro incierto. En un torbellino semejante, la actualidad es la espera de la luz, el despertar y la esperanza, unos despegues transcendentales hacia el azul del cielo como única posibilidad original. 

Malkica Dugeč ( 1936) es la poetisa croata más fértil de la emigración. Nacida en Zavidovići, se traslada a Croacia con su familia durante sus estudios secundarios. Terminó sus estudios universitarios en la Facultad de Filosofía de Zagreb. Trabajó como profesora de idioma croata y fue directora de escuelas en todo el país. Tuvo que emigrar en 1972 con su esposo, Božo Dugeč, por razones políticas, después de la caída de la Primavera Croata, al enfrentarse a las autoridades por crear filiales de la Matrix croata en Eslavonia. Después de emigrar sin rumbo, se establecieron definitivamente en Stuttgart, donde recién en 1975 le dieron asilo.

Dugeč publicó treinta libros de poesías y uno de prosa. Junto con el prof. Kazimir Katalinić publicó un libro de discursos y ensayos de su esposo fallecido Božo Dugeč, titulado „No estamos preparados a ser esclavos“, editado por la Comunidad Republicana Croata.

Sus obras fueron traducidas en varios idiomas, y formaron parte de muchas antologías. Fue premiada con el premio „Dubravko Horvatić“, para el ciclo de poesías „Nunca te ves a ti mismo“, y con el premio literario de la Asociación de escritores croatas de Herceg Bosna „Antun Branko Šimić“ por su compilación „Anclada en las palabras“. Para su compilación „Las cerillas de la fe“ obtuvo el premio que lleva el nombre del famoso poeta, el fraile Lucijan Kordić, en 2014, entregado por la Asociación Croata de Escritores de Zagreb y por ZIRAL – Comunidad de editores „Ranjeni labud“ de Mostar.

Las numerosas obras poéticas de Malkica Dugeč creadas en los últimos veinticinco años no son frutos de un canto tardío sino un resultado del silencio obligado y el perseguimiento de generaciones de intelectuales croatas durante la Primavera Croata de los setenta. Su obra está representada en varias antologías, enciclopedias y diccionarios, como lo es la selección antológica de Šimun Šito Ćorić „Cuarenta y cinco escritores croatas de la emigración“; en la antología de poesías patrias „Querida eres y única“; en la antología de la poesía croata desde el medioevo hasta la actualidad „Danubio“ del editor Dubravko Horvatić; en la antología de la palabra escrita de escritores croatas de Bosnia y Herzegovina „Jezik i hrid“, y en el manual alemán „Interkulturelle Literatur in Deutschland“ (Literatura intercultural en Alemania), según destacó la escritora Lada Žigo. Sin embargo, Malkica está más orgullosa de haberse incluido en la antología de poesía y prosa de la revista croata „Grillo en el pinar“, de la editorial Školske novine, Zagreb, 1996.

La poetisa escribe también en alemán, y está incluida en la enciclopedia croata y en la Enciclopedia de la emigración croata y las minorías.

Desde 1978 con su hoy fallecido esposo, el publicista Božo, representa la revista Republika Hrvatska, en la Feria Internacional del Libro en Frankfurt. Esta feria de renombre dio a nuestros valientes intelecuales exiliados, expuestos a la amenaza de los agentes de la Udba, en cuya lista se encontraba Božo Dugeč, un stand donde el matrimonio Dugeč organizaba presentaciones de escritores croatas de la emigración de todos los continentes, llamado „La palabra de la Croacia emigrada“. Por eso, Malkica Dugeč es responsable de la presencia de la literatura croata en la escena literaria europea.

Dugeč es miembro de la Asociación Croata de Escritores en Zagreb, de la Asociación Croata de Escritores de Herceg Bosna en Mostar, y de la Asociación de croatística en Alemania. Vive y trabaja en Stuttgart.

Texto: Vesna Kukavica