La compilación titulada „Po utrtim putovima“ en su 11° versión, y „U potrazi za izgubljenim obzorima“ en su 12° versión, ambas de la Asociación Lírica Croata de la Emigración, han sido presentadas ante el público de Split. Ivanka Madunić Kuzmanović, miembro de dicha institución en el estado de Wisconsin, presentó su propia colección de poesías „Hrvastka i izvor i ušće“. 

La Asociación Lírica Croata de la Emigración, fundada hace más de trece años en Nueva York, que cada año organiza una velada de poesía en diferentes ciudades, se presentó ante el púbilco de Split. Hasta el momento ha publicado doce compilaciones, una por año. Al comienzo, las veladas se organizaban en ciudades americanas. La décima se llevó a cabo en Zadar, Croacia, y la décimotercera en Viena. A través de tantos años de trabajo, la manifestación ha reunido cerca de ciento cincuenta poetas de casi todos los continentes. Lo más importante: escriben en idioma croata y vivien en la emigración.
La fundadora de la manifestación, Nada Pupačić, deseaba presentar algunas de las compilaciones al público de Split. De esta manera, el 29 de agosto pasado, en la Galería Vinko Draganja, junto al monasterio dominico, se presentó la 11° compilación titulada „Po utrtim putovima“ („Caminos trillados“), sobre la que habló Đuro Vidmarović. Luego, la 12° compilación: „U potrazi za izubljenim obzorima“ („En busca de los horizontes perdidos“), analizada por la crítica Helena Burić. Ivanka Madunić Kuzmanović, miembro de la Asociación, del estado americano de Wisconsin, presentó su propia colección de poesías „Hrvatska i izvor i ušće“ („Croacia: nacimiento y desembocadura“), sobre la que habló Mladen Vuković. Las palabras introductorias estuvieron a cargo del anfitrión, el Padre Iko Mateljan, y la Presidente de la Asociación, Nada Pupačić.
En nombre de la Fundación para la Emigración Croata, se dirigió a los presentes Branka Bezić Filipović. Participaron asimismo del debate la escritora dálmata Dunja Kalilić, quien vivió en Italia en los EE.UU., quien dio su visión acerca de la necesidad de escribir en la emigración e hizo referencia al libro „Po utrtim putovima“ („Caminos trillados“).

Texto: Branka Bezić Filipović