Con motivo de la festividad de San Tripun, protector de Kotor, la comunidad de los oriundos de Boka en Rijeka organizó una celebración con numerosos eventos, del 14 al 22 de febrero, para presentar parte de su rica tradición y su patrimonio a los habitantes de Rijeka y sus alrededores. La fiesta fue organizada por la Unión Fraternal Bokeljska mornarica 809 de Rijeka, y numerosos coorganizadores, entre ellos la Fundación para la Emigración Croata.

Esta manifestación de varias jornadas de duración comenzó en la biblioteca „Ribook“, con la presentación del libro „Sabrana djela“ („Obras selectas“) de Viktor Vida, publicado con motivo del centenario del nacimiento del poeta croata de Boka kotorska, que a comienzos de 1948 emigró a la Argentina. Los profesores Željko Brguljan y Siniša Mišković presentaron al público presente la vida y obra del autor, conocido por sus poesías con una fuerte sensación íntima, y cuyos temas son la muerte, la soledad, la ansiedad existencial, escritas en la tradición de A.G. Matoš y Tin Ujević. Las palabras introductorias estuvieron a cargo de Josip Gjurović, presidente de la Unión Fraternal Bokeljska mornarica 809, de Zagreb.
Al día siguiente, en los espacios de la Biblioteca Pública de Rijeka, se inauguró la exposición de fotos titulada „De la historia de Boka kotorska – la corbata en Bokelj“, presentada por los autores de la misma: Željko Brguljan y Nikola Albaneže. Las ochenta fotos expuestas, que datan del comienzo de la era fotográfica hasta mediados del siglo pasado, tratan una historia interesantes acerca del pasado de Boka, y muestran retratos de capitanes de navío, miembros de la marina de Boka y de sus familiares. La exposición incluye fotos de trajes típicos y de la evolución de la moda a través del tiempo, lo que incluye a la corbata como elemento infaltable de la vestimenta. Este evento fue organizado por la Unión Fraternal Bokeljska mornarica 809, de Zagreb, y la Academia Cravatica.
En el día de San Tripun, protector del obispado de Kotor, los miembros de la Unión Fraternal Bokeljska mornarica 809 de Rijeka bailaron, frente a la iglesia de la Asunción de la Santísima Virgen, la conocida danza medieval „balat svetog Tripuna“, que interpreta exclusivamente una sección de la Unión Bokelkska mornarica 809 en honor de San Tripun, y solo lo hace en determinados eventos. Esta danza incluye algo sacro y ritual, y algo de la vida del marinero, surgido bajo la influencia, y como consecuencia de la vida y el trabajo de la gente de mar. Consiste de doce figuras en las que dominan formas de celebración que hacen referencia a la vida de mar y a sus protagonistas. La danza fue precedida por la Santa Misa celebrada por el Obispo de Kotor, el Mons. Ilija Janjić. Durante la misma, el coro de la parroquia de la Asunción de la Santísima Virgen cantó el himno a San Tripun, y el Pequeño Almirante de la Marina de Boka 809, Borna Schubert, recitó las odas a San Tripun, como símbolo de agradecimiento.
En horas de la noche, en los espacios de la misma iglesia, se inauguró la exposición de las ofrendas de los marinos de Boka, 311 placas de plata ex-voto, obras de la colección del Obispado de Kotor, que cuenta con más de 2500 ofrendas similares, hechas por los marinos. La mayoría data del período barroco, y fueron hechas por maestros de Boka kotorska. En las placas se muestran motivos de la Virgen y de barcos que los marinos le encomendaban para un regreso feliz a puerto.
La directora del Museo Marítimo de Montenegro en Kotor, Mileva Pejaković-Vujošević, habló sobre el valor de este tesoro cultural, y la exposición fue inaugurada por el Obispo de Kotor, el Mons. Ilija Janjić.
Durante los últimos días de esta manifestación, los invitados de Montenegro se unieron a los organizadores: se trata de la ministra de Montenegro y presidente de la Iniciativa Civil Croata, Marija Vučinović, y Zvonimir Deković, presidente del Consejo Nacional Croata en dicho país. Durante una visita de varios días de duración al condado de Primorje-Goranska, y a la ciudad de Rijeka, los invitados fueron recibidos por el gobernador Zlatko Komadina, y por el viceintendente de la ciudad de Rijeka, Marko Filipović, y participaron en la mesa redonda cuyo tema fue „La situación de los croatas en Boka kotorska“, durante la que se les unió el Prof. Đuro Vidmarović. Los exitosos Días de Boka terminaron con el tradicional baile „Bokeljska noć“, en el hotel Bonavia.

Texto y fotos: Dejan Miculinić