Gracias a la motivación de la filial Split de la FEC, la presentación de la exposición virtual titulada „Split a la vuelta de la esquina“ fue organizada gracias a la cooperación entre el Museo de la Ciudad de Split, la ACC Napredak, de Graz, en cuyos espacios se llevó a cabo la presentación, y la Asociación de Estudiantes Croatas y la Inciativa Austríaco – Croata de Graz.

Gracias a la excelente cooperación de años con la Iniciativa Austríaco-Croata, una valiosa asociación de Graz, motivados por la filial Split de la Fundación para la Emigración Croata, el 21 de marzo fue presentada, en la ciudad de Graz, la exposición virtual titulada „Split iza kantuna“ („Split a la vuelta de la esquina“). Esta presentación fue organizada gracias a la cooperación entre el Museo de la Ciudad de Split, la Asociación Cultural Croata Napredak, de Graz, en cuyos espacios se llevó a cabo la presentación, y la Asociación de Estudiantes Croatas de Graz.
El autor de la exposición es Goran Borčić, asesor del Museo de la Ciudad de Split, y a través de la misma, en un total de 300 fotografías, se muestra la historia de la ciudad desde 1860 hasta 1960. Para esta ocasión se agregó una sección que muestra el Split actual en fotos y una película breve del fotógrafo Zlatko Sunko. La exposición fue el resultado de un análisis exhaustivo de la colección de fotos, a cargo del mismo Borčić. El Museo de la Ciudad de Split cuenta con una colección de 18.000 fotografías originales, y la selección más específica muestra el crecimiento de Split durante un siglo, desde la aparición de la primera fotografía de Petar Zinko, el primer fotógrafo de Split.
Durante la presentación se dirigieron al público el autor, Edith Risse, Historiadora del Arte austríaca, asimismo moderadora del evento, Branka Bezić Filipović, en nombre de la FEC filial Split, el Presidente del AHI Rade Lukić, y Nikolaus Hermann, Cónsul Honorario de la Rep. de Croacia en Graz.
A pesar de los numerosos eventos que se llevaron a cabo ese mismo día en Graz, los croatas y sus amigos austríacos no perdieron la posibilidad de acercarse y familiarizarse con la historia de Split.

Texto: Branka Bezić Filipović