El diseñador de Vojvodina expone en el espacio de la galería de la filial de la FEC. El pintor de raíces croato-italianas Igor (Medović) Gustini analizó un gran número de posters de Vuković en la inauguración del evento.

En el Hogar de los Defensores Croatas, el pasado 5 de diciembre se inauguró la XIX Feria del Libro en Istria. Se trata de una manifestación significativa, de diez días de duración, dedicada al libro y a la reunión de artistas. Este año, los invitados a la Feria del Libro de Istria fueron artistas croatas de renombre, como Tomislav Žigmanov, y el artista gráfico Darko Vuković, ambos de Vojvodina.
El lunes 9 de diciembre se inauguró la exposición de Darko Vuković „Plakati-neplakati“ en la galería de la FEC filial Pula, mientras que Tomislav Žigmanov participa de una mesa redonda con el tema „Todas las literaturas de Vojvodina“.
En la inauguración de la exposición, las palabras de bienvenida a los invitados de Vojvodina y al público presente estuvieron a cargo de Ana Bedrina, Directora de la filial de la FEC, mientras que Tomislav Žigmanov presentó al autor y al medio histórico en el que el artista Vuković creó sus posters expresivos.
El pintor de raíces croato-italianas Igor (Medović) Gustini hizo un análisis de la muestra del gran número de posters documentales de Vuković. Comenzó citando al teorético del diseño Franck Picktom quien expresó que „un buen diseño es la inteligencia que se ha hecho visible“, con lo que acercó de forma figurada el significado y el alcance de los posters del croata de Vojvodina y diseñador Darko Vuković.
Destacó el gran significado de los posters, porque „si miramos con atención, la historia del arte del siglo XX está „empapelada“ de posters. Desde el legado del postimpresionismo hasta la actualidad casi cada vanguardismo artístico usó posters con diferentes fines. No podemos imaginar por ejemplo, el futismo italiano, el constructivismo ruso, el bauhaus alemán o el pop art americano sin este tipo de comunicación gráfica.
En cuanto a los fines políticos, los posters registraron todos los regímenes totalitaristas, y de ellos se sirven todas las democracias. Posters de diferentes formas y contenidos siempre nos rodearon y representan frecuentemente el primer grado de comunicación visual, desde las propagandas diarias hasta los anuncios de diferentes ofertas del „consumerismo“ cultural y turístico.
Los posters de Darko Vuković contienen en sí toda la fuerza potencial de la comunicación directa y nunca trascienden las fronteras hacia la agresión visual, ni a formas artísticas deliciosas. Con soluciones artísticas personales, sin iconografías superfluas y siempre con una cuidada selección de colores, el autor envía un mensaje claro al público y asimismo descubre la propia visión del mundo. Eso se ve claramente de la selección de posters que este diseñador y profesor en la Academia de Novi Sad hizo durante años, mayormente para las casas de teatro croatas, desde Split y Osijek, hasta Požega y Vinkovci, y para diferentes festivales de teatro de la región, cuyo significado y repertorio demostró en el momento de su creación, y como dijo él mismo: „Muchas obras de teatro hicieron lo suyo y desaparecieron, y los posters quedaron como huella imborrable de aquello que en aquel momento se quiso decir“.
Gustini destaca que „los posters de Vuković también acompañan los tiempos en los que vivimos, con un contenido de calidad en un aspecto refinado, en total armonía con la forma y el mensaje. En varios posters registramos algunos mensajes que pueden leerse desde ambos lados: cuando las tijeras se transforman en llaves, cuando la pluma se transforma en arma, cuando de un broche crecen piernas, cuando de una pistola nace una guitarra o una lapicera… mientras que el poster de la Unión Europea con estrellas amarillas y una luna de amarillo dominante actualiza la relación de la UE frente a Turquía que está en permanente espera… El crítico de cine Mate Ćurić en „Glas Istre“ dice que Vuković tiene un alcance similar al de Boris Ljubičić, o a la estética de Mirko Ilić, Bruketa & Žinić, o Predrag Spasojević, con el cual intercambió proyectos teatrales en Split, y esos niveles de comparación son muy serios“.

Texto: Ana Bedrina