La inauguración de la exposición del pintor que, debido a motivos políticos, se había trasladado a Perú, fue presenciada por una delegación de la Fundación para la Emigración Croata, encabezada por su director, Marin Knezović

Con motivo del Día del Municipio de Perušić, el pasado 14 de septiembre se inauguró la exposición permanente de las obras de Kristijan Kreković, cuyo padre había nacido en Perušić y, debido a motivos políticos, se había trasladado a Perú, donde se transformó en uno de los mejores retratistas del mundo. La exposición se encuentra en los espacios del municipio, de la Biblioteca Nacional y del Concejo Deliberante.

Kreković nunca olvidó su patria, Croacia, y frecuentemente incluía sus símbolos en los cuadros que se encuentran en todas partes del mundo. Parte de sus obras fueron donadas a Croacia por su esposa, y treinta y tres de ellas hoy se encuentran expuestas en Perušić. Incluso uno de los festivales Likanale fue dedicado a su trabajo artístico.

En la inauguración de la exposición de Kreković estuvo presente una delegación de la  Fundación para la Emigración Croata, encabezada por su director Marin Knezović. También estuvo presente Damir Murković, presidente de la Comunidad croata en Trieste, y presidente de la Unión croata de Italia, que reúne a sesenta mil croatas en dicho país europeo.

– El pintor croata de la emigración, Kristijan Kreković, a partir de hoy cuenta con un hogar más en la República de Croacia, en Perušić, y la exposición en la Biblioteca Nacional será con seguridad una excelente motivación para que el público nacional e internacional conozca mejor la obra de este extraordinario pintor croato-peruano, que hizo famosa a su patria en el extranjero. Felicito, finalmente, a todos los que se incluyeron en la realización de este proyecto ya que, finalmente, no sólo una institución se ha enriquecido con su contenido – sumamente complejo en su significación de la unión entre la patria dentro y fuera de las fronteras croatas, y presentado como un valor cultural, histórico y artístico de nuestra identidad nacional – destacó Eva Brunović, directora del sector  dentro del Ministerio de Cultura.

– Nuestra tarea fue de intermediación. Desde 1996 nos ocupamos de los cuadros, y ahora hemos llegado hasta el establecimiento de una exposición permanente. Deseo a Perušić que disfrute de los cuadros – dijo Darko Ivić, del Instituto croata de restauración.

– Todo comenzó con el Likanal 2012, dedicado a Kreković, que en aquel entonces era poco conocido entre el público croata. Tuvimos suerte de contar con apoyo desde Perušić hasta Zagreb, y el proyecto hoy se ha concretado – dijo Vesna Bunčić, directora del museo Lika, de Gospić.

– Kristijan Kreković es uno de los mejores retratistas del mundo. Hoy le devolvemos una deuda de amor hacia la patria. La historia lleva ya cinco años – dijo Ljerka Galic, de la Fundación para la  Emigración Croata.

– Este es un gran evento para nuestro pequeño pueblo. Cuidaremos de estas obras y las mostraremos a nuestro público – destacó Dragan Hećimović, viceintendente de Perušić.

Ličke novine, Fotos: Marko Čuljat – Lika press y Darko Plahtan