Branka Bezić Filipović habló en el Croatian Cultural Center acerca de los croatas en Ecuador. La directora de la FEC filial Split recibió allí un reconocimiento por parte del Congreso de los EE.UU. como símbolo de agradecimiento por su trabajo con los croatas en la región de San Pedro.

La capital del estado más joven de EE.UU., Honolulu, en Hawaii, cuenta con un total de 400000 habitantes, entre los que se encuentran los croatas que se establecieron allí por razones laborales, o llegaron en los últimos veinte años, especialmente de BiH.
Sin embargo, ya antes un croata dejó huella en dicha ciudad en la isla del Pacífico. Se trata de un capitán de navío, John Dominis Gospodnetich, de la isla de Brač, quien navegaba entre Boston y Honolulu entre 1820 y 1840. Casado con Mary Jones, Dominis tuvo un hijo, John Owen, establecieron su residencia en Honolulu. En el centro de la ciudad, el capitán Dominis construyó una casa en estilo colonial. Más tarde la misma pasó a ser la residencia de los gobernadores de Hawaii, recibiendo el nombre de Washington Place, en honor al presidente estadounidense George Washington.
John Dominis desapareció en un naufragio, y su hijo, John Owen (1831-1891), fue nombrado gobernador muchos años después, se casó con la princesa hawaiana Lydia, y así pasó a ser príncipe de Hawaii. Ambos vivieron en Washington Place hasta su muerte, en 1891. Poco tiempo después, su esposa fue coronada como última reina de Hawaii, Lili´uokalani.
John Owen no pudo ser rey, pero fue el último príncipe de Hawaii. Los datos acerca de Gospodnetich y su esposa se encuentran en el museo Bishop de Honolulu.



Peter Tomić, héroe de Pearl Harbour

Las lejanas islas de Hawaii esconden una historia croata más. Se trata de un héroe de la Segunda Guerra Mundial, Peter Tomich, nacido en Prološce, cerca de Vrgorac, en 1893. Su nombre era Petar Herceg, de apodo familiar Tonić, transformándose más tarde en Tomić. Llegó a los Estados Unidos en 1913 y se alistó en el ejército. Al terminar la Primera Guerra Mundial, pasó a la Marina donde fue el jefe de máquinas en el destructor Utah. Los comienzos de la Segunda Guerra Mundial lo encontraron en Pearl Harbor, Hawaii, cuando los EE.UU. atacaron Japón en 1941. Tomich mantuvo el barco atacado hasta ser abandonado por todos los sobrevivientes. Finalmente, perdió la vida. El destructor Utah se encuentra en la actualidad en el puerto de guerra de Pearl Harbor, en un espacio cerrado al público. Gracias a la Marina estadounidense, la directora de la FEC filial Split, acompañada del teniente Blake Vaughn, visitó el histórico lugar donde se ha colocado una placa dedicada a todos los caídos, y especialmente a Peter Tomich.
La Marina estadounidense ya le había hecho un homenaje al valiente croata en diciembre de 1942, cuando se botó el barco de guerra al que se lo denominó USS Tomich, en el astillero de Houston. El Presidente Franklin D. Roosvelt condecoró a Tomich después de su muerte con la Medalla de Honor del Congreso de los EE.UU., que durante años estuvo guardada en la Academia de la Marina, en la sala Tomich Hall. Recién el 18 de mayo de 2006, cuando el portaaviones Enterprise ancló en el puerto de Split, la medalla fue entregada a la familia de Tomich.
En la costa oeste de los EE.UU., esta parte del año es muy activa. En el Croatian Hall en San Pedro, Elizabeth Ivčević, bajo el ojo atento del presidente Vedran Barbić, preparaba el boletín mensual, con todos los acontecimientos del centro croata.

Los croatas de San Pedro
El Dalmatian American Club of San Pedro, encabezado por Rudy Svorinich, organiza cenas los días viernes, y ya se está pensando en los festejos del 90° aniversario, que se cumple el próximo año.
El más activo es el Croatian Cultural Center of Greater Los Angeles, presidido por Maya Bristow y los vicepresidentes Marko Lorrin y Fran Jerković, este último también presidente de la asociación madre de los croatas de dicha región. En el centro se organizan constantemente exposiciones de arte de pintores de excelencia, y están especialmente orgullosos del festejo de este año del Día Nacional de la Rep. de Croacia, cuando los instrumentos de cuerda de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles, en presencia del Consulado, por primera vez en la historia interpretaron obras de autores croatas.
Branka Bezić Filipović habló acerca de los croatas en Ecuador, en el Centro Cultural Croata, con motivo del Día de la Independencia de Guayaquil, organizado en el marco del programa conjunto de unión entre los croatas del Pacífico norte y sur.
Durante la ceremonia en dicho centro, se hizo entrega de un reconocimiento del Congreso de los EE.UU. a la directora de la FEC filial Split, como símbolo de agradecimento por su trabajo con los croatas en la región de San Pedro. El reconocimiento fue firmado por Janice Hahn, miembro del Congreso a cargo de todos los croatas en los Estados Unidos.

San Pedro International Film Festival
En San Pedro se llevó a cabo, por tercera vez consecutiva, el San Pedro International Film Festival, dirigido por Ziggy Mrkich. La alfombra roja del Festival, que duró un total de tres días, fue colocada frente al edificio art decó del Warner Grand Theatre.
La FEC filial Fplit participó del evento de este año con su documental „Dalmacia en mis ojos“, del asesor museológico Goran Borčić, de Split, proyectado en la sala del Croatian Cultural Center. En el programa participó también Gabriela Brajevich con su poema dedicado a Dalmacia.
En el festival se presentaron algunos autores croato-americanos, como Bobby Grubić, director y productor, tres veces ganador del Emmy. Se proyectó su película The Parting Shot.
Desde Nueva York llegó el conocido músico de rock, Nenad Bach, por su película Everything is Forever, que trata de su vida y obra. Bach partió en 1984 a Nueva York, donde continuó con su brillante carrera. Actuó con grandes como Bono, Brian Eno y Pavarotti.
The First 75 years, de Robert Nizich, trata de la importancia de la existencia del Club San Pedro Boys & Girls, como lugar seguro para jóvenes, a través de cuyo programas se los sacó de la calle, y por el que ya pasaron 7500 miembros.
L.A. Waterfront fue dirigida por Jack Baric, ganador del Emmy. En la película se presenta la historia, el presente y el futuro del puerto de Los Ángeles. De Croacia llegó la película Papaya makes some noice, de Vanja Vascarac, acerca de la playa y las fiestas en Zrće, en la isla de Pag.
La directora Ivana Ivković, de Split, con residencia en los Estados Unidos, se dedicó al problema de las víctimas violadas durante la guerra pasada, en la película emocionante The Forgotten Women of Bosnia. Hubo también películas de otros autores, y el festival finalizó con un film acerca de los surfers, llamado The Endless Summer.
Además de las acostumbradas reuniones que lleva a cabo en el sur de California, la directora de la FEC este año juntó material para su libro Hrvatski tragovi u svijetu (Huellas croatas en el mundo). Este territorio particularmente inmigrante, poblado mayormente de dálmatas, por momentos parece como la misma Croacia, por la cantidad de nombres croatas, por la forma de destacar el amor hacia el Hajduk, y por encontrar gente en la calle hablando en croata.