Durante la inauguración del evento, el autor expresó su satisfacción por haber sido Dubrovnik la ciudad elegida para su „tercera exposición en la patria“. Este exitoso artista, arquitecto y profesor de Historia del Arte y la Arquitectura vive y trabaja en Ottawa.

La exposición „Mundo flotante“ de Tomislav Dubičanac, pintor croato-canadiense, se ha inaugurado el 15 de junio en la Luža de Dubrovnik.
Tomislav Dubičanac nació en Croacia. Vive en Ottawa, Canadá. Exitoso artista, arquitecto y profesor de Historia del Arte y la Arquitectura. Durante la inauguración del evento, el autor expresó su satisfacción por haber sido Dubrovnik la ciudad elegida para su „tercera exposición en la patria“.
La organización de la inauguración estuvo a cargo de la Fundación para la Emigración Croata filial Dubrovnik, en la que estuvo presente el Director de la institución, el Lic. Marin Knezović. Las fotografías pueden ser vistas en http://www.dulist.hr
Dubičanac se licenció en la Universidad de Detroit, Michigan. Trabajó en Osaka y Tokio, Hong Kong, Suiza e Italia. Sus cuadros han sido expuestos en el Museo de Bellas Artes de Montreal, en la Galería de Vancouver, Nueva York y Minneapolis, en Minesota.
Tomislav Dubičanac continúa sus investigaciones en el campo del modernismo en la arquitectura y la pintura, investiga nuevas tecnologías y muestras visuales de la pintura y el collage.
El autor establece los temas de sus pinturas en un espacio surrealista indefinido, en el que se perdió mucho más allá de los límites de lo real en los enigmáticos símbolos artísticos creados en su subconsciente, en donde encuentra y debate historias que provienen de recuerdos de sus numerosos viajes por el mundo. Incluso los títulos de sus obras confirman que se trata sólo de sueños.
En la „Naturaleza muerta“, de 1984, hecha en pinturas acrílicas sobre lienzo, crea un friso de cinco cuadrados negros relacionados con una narración de imágenes relacionadas en forma de cómic de formato enmarcado en una atmósfera asombrosa de arte minimalista, que sugiere la fugacidad de la vida humana, o de sus atributos más destacados.
Zdravko Dvojković