En la reunión en la Embajada croata en Viena estuvieron presentes el director de la FEC, Mijo Marić, el vicedirector, Željko Rupić y la secretaria, Diana Mašala Perković

“Me alegra haber tenido la oportunidad de reunirme con los representantes de la comunidad croata de Austria, y con los croatas de Gradišće“, dijo Mijo Marić, director de la Fundación para la Emigración Croata, durante el segundo día de su estadía en Viena. Durante la reunión llevada a cabo en la Embajada, estuvieron presentes asimismo el vicedirector, Željko Rupić, y la secretaria, Diana Mašala Perković.
„Hablamos sobre cómo mejorar la cooperación con Croacia en el campo de la educación, la cultura, el deporte y la obra editorial, que es especialmente significativo para la FEC“, destacó Marić, quien mencionó que es emocionante ver cuánto aman a su patria los croatas emigrados.
„Tenemos que aprovechar esa gran carga emocional“, dijo nuestro interlocutor, quien agregó que está entusiasmado con los croatas de Gradišće que supieron conservar su idioma, su cultura y su identidad durante 500 años.
„Ellos son la viva prueba de que los grupos minoritarios, a pesar de todas las desventuras, pueden sobrevivir“, afirmó, e invitó a todos los inmigrantes croatas de Austria a reflejarse en ellos: „Todo lo que no sepan, pregúntenselo a los croatas de Gradišće“. „En estos días pasados en Viena me informé y aprendí mucho. Ennoblecido con estas experiencias, vuelvo a Zagreb, donde intentaré incluir en mi programa de trabajo todo lo expuesto hoy aquí“, reconoció Marić.
El día anterior, el 5 de octubre, la delegación de la patria presenció la presentación „Titraj kruga“, de la Asociación Cultural Croata de Maribor y la minoría croata de Eslovenia, en el Centro Croata de Viena. En el marco de este evento, se inauguró la exposición de pinturas „Mitska šuma“, de la pintora croata Irena Gayatri Horvat, que reside en Eslovenia, y es miembro de la Sección de Artes Aplicadas Milena Lah. El programa fue inaugurado por el director de la Fundación para la Emigración Croata con un discurso alusivo, en el que agradeció a la autora de la exposición por „hacer más hermoso al mundo que nos rodea a través de la creatividad del arte, y por promover el arte y el espíritu croata en todo el mundo“.
„La exhibición se compone de veinte pinturas de gran formato cuyo primer paso fue hacer las impresiones sobre papel a mano, y después las combiné con una de las técnicas de papel maché sobre tela, creando árboles, abedules en realidad, que para mí son santos y crean las formas del chamán“, dijo la pintora y compositora Horvat, quien generó entusiasmo en el público presente a través de sus obras.
La conferencia del Prof. Dr. Šime Ivanjko, cónsul honorario de la República de Croacia en Maribor, generó un interés especial entre los croatas de Gradišće y de Viena reunidos allí. Ivanjko habló sobre la situación y el status de nuestra gente en Eslovenia, y de su solicitud para que se les reconozca el status de minoría.
„Personalmente considero que en un futuro cercano no habrá chances de pasar a ser una minoría, como lo son los húngaros o los italianos. Probablemente en el marco de algún movimiento europeo más grande“, agregó, y destacó que en Eslovenia viven cerca de cincuenta mil croatas, incluidos los de Bosnia.
„La situación específica y las tensiones que existen entre Croacia y Eslovenia se reflejan también en nosotros“, destacó nuestro interlocutor. Reconoció que la asimilación es el problema central de los croatas de Eslovenia, y expresó la necesidad de relacionarse más estrechamente con la madre patria Croacia. „Proponemos que los empresarios croatas se comprometan más con el fin de atraer a las segundas y terceras generaciones de croatas con estudios en este país“, recomendó.
Presentó a las Asociación Cultural Croata de Maribor, fundada en 1990, y a la Unión de Asociaciones Croatas, fundada tres años más tarde, que reúne a once asociaciones. El diálogo con Ivanjko fue moderado por el editor en jefe de Hrvastke novine, Petar Tyran, croata de Gradišće. El presidente de la Asociación Cultural Croata Maribor, Marko Mandir, que es cantante de ópera en el teatro de la ciudad, mencionó que el vínculo de nuestra gente, esté donde esté, es especialmente importante para proteger la lengua croata materna y la cultura, en el espacio multilingüe esloveno. La delegación eslovena agradeció a los croatas de Gradišće por haberlos recibido y prometió volver a su manifestación más grande y más importante – el baile de gala croata, en el hotel vienés Park Schönbrunn, a comienzos del próximo año.
El marco musical del evento estuvo a cargo del presidente de la Asociación Cultural Croata Mandir, primero con una recitación, y después con una canción compuesta por la pintora y compositora Horvat acerca del Triglav, acompañada en piano por Simon Skelar. Saludó a los presentes, tanto al comienzo como al final del programa, la secretaria del Centro Croata de Viena, Gabrijela Novak-Karall, quien les presentó la estructura y las actividades principales del centro que, según destacó, es el centro de reunión de „todos los croatas“.

Texto: Snježana Herek
(mojahrvatska.vecernji.hr)