Cursaron la Escuela un total de 25 alumnos de Europa y países transoceánicos, además de cuatro becarios de la Universidad de Toronto (Canadá), de la Universidad de Udine (Italia), de la Pontificia Universidad Católica de Chile (Chile) y de Szechenyi Istvan University (Hungría).

El pasado 22 de julio, en Zagreb, con la entrega de diplomas en el Rectorado de la Universidad de Zagreb, finalizó la Escuela Universitaria de Idioma y Cultura Croata de cuatro semanas de duración, organizada por la Fundación para la Emigración Croata y la Universidad de Zagreb.
La Escuela está destinada a jóvenes de origen croata y a todos aquellos estudiantes que deseen conocer Croacia, adquirir o ampliar sus conocimientos acerca del país, aprender o perfeccionar el idioma croata.
La Escuela Universitaria de Idioma y Cultura Croata reunió este año a 25 alumnos llegados de países europeos y transoceánicos (Australia, Canadá, Argentina, Venezuela, Chile, EE.UU., Hungría, Italia, Alemania) y con su cantidad demostró que este programa perfilado profesionalmente es reconocido en los círculos académicos y otros, tanto en Croacia como en el exterior. Cursaron también la Escuela cuatro becarios de la Universidad de Toronto (Canadá), de la Universidad de Udine (Italia), de la Pontificia Universidad Católica de Chile (Chile) y de Szechenyi Istvan University (Hungría).

 

Como cada año, los alumnos se dividieron en grupos según su conocimiento previo del idioma croata, cada grupo con su nombre: Kaciola, Paljak, Šeflja y Grabljača. El programa académico consistió de 110 horas cátedra, 95 horas de clase obligatorias y 15 de clase optativa. Además del programa académico, los estudiantes participaron del programa cultural. Al comienzo, se familiarizaron con la identidad y la promoción craota, a lo que le siguieron conferencias sobre historia croata, una de ellas dedicada especialmente a la Guerra por la Independencia, organizada en el Museo de Historia Croata. Los eventos nocturnos fueron enriquecidos con diferentes ofertas culturales, como la visita al Teatro Nacional Croata y la Ópera Ero s onoga svijeta, la visita nocturna por Zagreb „Los secretos de Grič“, el concierto de Ladarice con la orquesta del conjunto Lado, y las cenas ceremoniales en el Caffe Bar Matis, frente a la Fundación para la Emigración Croata. Además del programa en Zagreb, se organizaron excursiones al Zagorje croata y a los Lagos de Plitvice.

Tekst: Lada Kanajet Šimić