Durante los ocho días del seminario hubo estudio, creación, socialización, muchos consejos útiles, y aprendizaje de nuevos conocimientos y habilidades prácticas. Se miraron seleccionadas obras de teatro y de títeres, se dialogó con grandes actores croatas y vestuaristas, y se asimiló la magia de las tablas.

La Fundación para la Emigración Croata organizó una vez más el seminario de julio para los directores de grupos de teatro que trabajan en la emigración. Participaron del mismo quince personas llegadas de Macedonia, Vojvodina, BiH, Hungría, Canadá y Alemania.
El seminario, que se llevó a cabo en la isla de Galovac/Školjić, está pensado como taller para entrenar tanto para aquellos que desean aumentar y enriquecer sus conocimientos, así como para los que deseen crear un grupo de teatro. Durante los ocho días del seminario hubo estudio, creación, socialización, muchos consejos útiles, y aprendizaje de nuevos conocimientos y habilidades prácticas. Se miraron seleccionadas obras de teatro y de títeres, se dialogó con grandes actores croatas y vestuaristas, y se asimiló la magia de las tablas.
El seminario finalizó con la presentación de una obra, cuyo público fueron turistas y habitantes de la isla. Después de la presentación, los alumnos recibieron un certificado de participación del seminario.
Promoviendo el interés por el arte del teatro y por sus ejemplos representativos en la patria, la directora Nina Kleflin, de Zagreb, pedagoga y profesora, atravesó, junto con los participantes, todas las fases de creación de una obra teatral, a través de charlas y experimentos.
Guiados por la idea de que es difícil diseñar teatro, pero no es difícil crearlo, los alumnos y la directora del seminario demostraron con éxito que esto es posible y realizable.

Texto: Vesna Kukavica