El encuentro en Zagreb reunió a representantes de las minorías croatas de Montenegro, Serbia (Vojvodina), Hungría, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Italia (Molise), Rumania y Macedonia. Aunque en menor cantidad, faltaron los representantes de los croatas de Bulgaria, Kosovo y, lamentablemente, de Austria. Treinta representantes, una vez más, elaboraron las conclusiones.

El encuentro que, desde hace más de dos décadas, organiza con éxito la Fundación para la Emigración Croata, el pasado 4 de noviembre, por 22°vez reunió en Zagreb a los representantes de las comunidades de las minorías croatas de Montenegro, Serbia (Vojvodina), Hungría, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Italia (Molise), Rumania y Macedonia. Aunque en menor cantidad, faltaron los representantes de los croatas de Bulgaria, Kosovo y, lamentablemente, de Austria. 

Previo al comienzo del encuentro, los participantes y la directora interina de la FEC, Mirjana Ana-Marija Piskulić, fueron recibidos en Pantovčak por la presidente de la República de Croacia, Kolinda Grabar Kitarović. 

El nuevo director de la Sección para las minorías croatas de la FEC, Marin Knezović, dirigió unas palabras a los presentes y fue moderador del encuentro, junto con su colega Đuro Vidmarović, miembro de la comisión directiva de la FEC, un renombrado conocedor de la literatura croata de las minorías y de la problemática en general. 

También hablaron el director de la Oficina central para los croatas en el exterior en Croacia, Zvonko Milas; el presidente de la comisión directiva de la FEC, Milan Kovač, y la directora de la FEC, Mirjana Ana-Marija Piskulić.

„En estos tiempos de globalización, cuando en el viejo continente se propagan a viva voz los derechos de las minorías y los estándares del Convenio marco para la protección de las minorías nacionales del Consejo Europeo y de la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias o Regionales, será muy interesante escuchar en un solo lugar a intelectuales destacados de las filas de las comunidades de las minorías croatas de nuestro vecindario europeo que, en el Foro de hoy, hablarán sobre los desafíos de crecer y educarse en culturas domiciliarias mayoritarias. 

Conscientes del hecho de que el status de todas las comunidades croatas y de los jóvenes en los países en los que viven depende en gran parte de la preocupación de la madre patria, y especialmente de la motivación del medio en el que viven de aceptar y desarrollar la comunidad minoritaria – les recuerdo que todos nuestros países son miembros del Consejo de Europa. Los documentos del Consejo de Europa son obligatorios cuando se trata de normas democráticas, especialmente cuando se refieren a grupos vulnerables como los jóvenes de grupos minoritarios.

Es nuestro deseo que el encuentro de hoy, centrado en los jóvenes a través del diálogo y las ideas, cree las directrices para una relación cualitativa hacia nuestros descendientes de las minorías nacionales. Como consecuencia de ello, espero honestamente que nuestro debate de hoy constituya una buena base para un trabajo de calidad con los jóvenes. Una vez más los saludo calurosamente y los invito a dar su aporte a través de sus reflexiones y su actividad, para un objetivo común“, dijo la directora de la FEC.
Luego, Đuro Vidmarović hizo una introducción al tema de las minorías, respetando su dimensión lingüística, literaria, histórica, política y legal.

El encuentro de este año trató el tema de „LOS JÓVENES EN LAS COMUNIDADES CROATAS DE MINORÍA – ACTUALIDAD Y PERSPECTIVA“.

El moderador Knezović familiarizó a los presentes con la nueva esperanza de las minorías croatas en Montenegro; Adrijan Vuksanović, quien hizo una presentación interesante.

En el trabajo del foro participaron: Mata Matarić, de la Asociación cultural y artística „Vladimir Nazor“, de Sombor; Stanislava Stantić Prčić, directora de la escuela primaria Tavankut; Dražen Ilić, del Centro Cultural Croata en Novi Sad; Darko Sarić Lukendić, presidente de la Comisión directiva del Consejo Nacional Croata de Subotica; Zvonimir Deković, presidente del Consejo Nacional Croata de Montenegro; Nenad Živković y Branko Sekovanić, presidente y vice de la Comunidad Croata en Macedonia; Lenka Koprivova, de la Asociación Sdruženi občanů chorvatské národnosti de la Rep. Checa; Kristina Maschkanova, miembro de la comisión de la Asociación cultural craota Čunovo, Eslovaquia; Ana Gojtan, directora de HOŠIG, Budapest; Gabor Győrvári, director del Bachillerato de Pečuh; Ivan Gugan, presidente de la Autonomía de la Minoría Croat en Hungría; Tamas Furi, editor del programa croata de la Radio y TV Húngara; Petar Antunović e Ivan Botteri, de la Asociación Croata de Ljubljana; el padre Marko Zadravec, de la Asociación cultural croata Velenje; Mijo Dujmović, presidente de la ACC Velenje; Đanino Kutnjak, en nombre de la Unión de asociaciones croatas en Eslovenia, y Anca Svetlana Facraci, de Karaševo, Rumania.

Los miembros de las minorías nacionales croatas viven en doce países europeos y, según los datos disponibles, la mayoría se encuentra en Serbia, Montenegro, Eslovenia, y en menor medida en Hungría y Austria. Su situación difiere, las obligaciones internacionales y bilaterales son reguladas por la legislación de domicilio. La protección de los derechos de las minorías, según lo escuchado reiteradamente en los Foros organizados hasta el momento, depende de la existencia de las minorías en el país de domicilio, es decir, si se la reconoce como tal. Algunas minorías croatas hasta el momento no pudieron logar su status de minoría. Es así como, en pleno siglo XXI, somos testigos de que aún no lo tienen los croatas en Eslovenia, mientras que los croatas de Molise, Italia, son reconocidos solo como minoría lingüística.

Recordemos que el gobierno de la Rep. de Croacia asegura a las minorías el apoyo logístico, moral y material para protegerlos de la asimilación, les asegura sus derechos minoritarios, permite la educación bilingüe y el uso del idioma materno, el desarrollo de medios de las minorías, instituciones, etc. Así lo hace desde hace sesenta y cinco años la Fundación para la Emigración Croata y, desde 2012, la Oficina gubernamental para los croatas en el exterior.

En el Foro estuvieron presentes el embajador de Montenegro, Boro Vučinić, y Davor Trkulja, ministro consejero en la Embajada de la Rep. Serbia.

Le siguieron las presentaciones de Petar Antunović e Ivan Botteri, de Eslovenia; de Zvonimir Deković, de Montenegro; de Nenad Živković, de Macedonia; de Dražen Petrekanić, de Serbia; de Đanino Kutnjak, de Eslovenia; de Svjetlana Zeković, de Montenegro; de Dražen Ilić, de Sebia; de Gabor Győrvári, de Hungría; de Antonella D’Antuono, de Italia; de Stanislava Stantić Prćić, de Serbia; de Ana Gojtan, de Hungría, y luego el debate.

Los allí reunidos intentaron, motivados por las presentaciones de los representantes de las minorías y el debate constructivo, responder a numerosas cuestiones, entre ellas de qué forma los jóvenes miembros de las minorías nacionales poueden proteger sus características particulares y, al mismo tiempo, integrarse al sistema social, económico y cultural de la sociedad mayoritaria, cuál es el rol de los medios y de las tecnologías modernas de comunicación en la protección de la identidad de las minorías, y cómo integrar en mayor medida a los jóvenes en las actividades de las comunidades minoritarias…

Treinta representantes de las comunidades croatas de nueve países europeos aportaron las siguientes conclusiones.

Texto: Diana Šimurina-Šoufek; Fotos: Snježana Radoš y Tomislav Bušljeta