Se trata de la presentación de dos generaciones de una familia de emigrantes croatas en EE.UU. La abuela Nasja, profesora de idioma croata, poetisa y miembro destacado de la diáspora croata, pasa desde hace tiempo parte del año en Split, y su nieta, Nasja, de 16 años, vino a vivir con su abuela para perfeccionar sus conocimientos de idioma croata.

La velada poética de Nasja Bošković Meyer y Nasja Wickerhauser, organizada por la FEC filial Split y la Biblioteca Marko Marulić el pasado 10 de abril, fue un evento cultural interesante y original. Se trató de la presentación de dos generaciones de una valiosa familia emigrante de los EE.UU., marcada por la cultura. La abuela Nasja, profesora de idioma croata, poetisa y miembro destacada de la diáspora croata, desde hace tiempo pasa parte del año en Split, y su nieta de 16 años, Nasja, vino a vivir con su abuela para perfeccionar su idioma croata. Ya que ambas escriben poesía – la abuela en croata, la nieta en inglés – decidieron unir fuerzas y presentarse ante el público de Split. La velada poética fue inaugurada por Branka Bezić Filipović, directora de la FEC filial Split. Nasja Bošković Meyer nació en esta ciudad y es aquí donde terminó sus estudios primarios y secundarios, y en Zagreb estudió en la Facultad de Filosofía. Después de casarse, en 1963, se mudó a St. Louis, Missouri, EE.UU.
A pesar de sus numerosas responsabilidades familiares, logró terminar sus estudios de Lingüística, español y ruso en la Universidad de Missouri, St. Louis. Durante más de 35 años dio clases de idioma croata y cultura en el St. Louis Community College, y trabajó como traductora e intérprete legal. Recibió numerosos reconocimientos por su trabajo. Durante la Guerra por la Independencia fundó, junto con su esposo y un grupo de croatas americanos, el American Croatian Relief Project (Sociedad de Socorro americano-croata), que se transformó en la asociación líder en los EE.UU. para la ayuda a Croacia y Bosnia, juntando más de ocho millones de dólares de ayuda en dinero, alimentos y medicamentos.
La familia Meyer publicó frecuentemente textos de apoyo a Croacia en diferentes periódicos, y la misma Nasja dio conferencias sobre la guerra en Croacia. Junto con su hija, la Dra. Jasna, Nasja Meyer publicó el manual „Croacia – país e idioma“, según muchos, el mejor manual entre las publicaciones sobre el idioma croata editado en la diáspora.
Desde su juventud temprana, Nasja Meyer escribió poesía, sus obras fueron publicadas en el periódico „Vidik“, participó en mesas redondas juveniles y en la radio Split, y recibió numerosos premios y reconocimientos por sus poesías. Sus obras fueron publicadas en periódicos estudiantiles en los EE.UU., y en Croacia, como Zajedničar y muchas otras revistas literarias de renombre. Publicó dos libros de poesías: „Nagnuta nad morem“, editada por Logos, de Split, en 1895, y „Pet rubina crvenih“, editada por Bošković en 2012. Es miembro de la asociación poética HIL – Lírica croata fuera de la patria, una asociación de poetas que vive fuera de Croacia, pero que escribe en idioma croata.
Los tres hijos de Nasja y el fallecido Dr. Joseph Arthur Meyer, la Dra. Jasna, profesora universitaria y el Dr. Mato, diplomático, viven en el exterior, pero hablan y escriben en croata ya que, además de hablarlo en casa, aprendieron el idioma durante un año en la escuela secundaria y un año en la Universidad de Zagreb. Nasja Meyer tiene ocho nietos, de los cuales cinco hablan croata.

Nasja Zdenka Wickerhauser, la nieta mayor de Nasja, tiene 16 años y es estudiante del segundo año de la escuela secundaria „Kraljica Jelena“ en Split. Vino con alegría a Split para perfeccionar el idioma croata, que ya había aprendido en casa. Tanto ella como su abuela escriben poesías desde su infancia. En EE.UU. es una excelente alumna del Clayton High School, St. Louis, en la clase para alumnos dotados. Baila, canta y toca la támbura en una asociación juvenil de támburas.
En tiempos en los que nuestros jóvenes dejan la patria, el ejemplo de una joven americana que vuelve a la ciudad de su abuela para perfeccionar el idioma croata es una luz en la realidad de nuestro país. Esperamos tener más ejemplos como éste.

Texto: Branka Bezić Filipović