Gina Sinozich, de Istria, a sus 70 años pintó su primera obra, y poco más tarde se hizo mundialmente conocida. Informó que donaría más de sus obras al museo de Rijeka.

Gina Sinozich, una pintora autodidacta de 88 años y de origen croata, donó 24 de sus obras al Museo de Marina y de Historia del Litoral Croata en Rijeka, en calidad de comienzo de la colección de la Emigración. Así se informó el pasado 23 de mayo, durante la ceremonia que se llevó a cabo en dicho museo.
Gina Sinozich, junto con su esposo y sus dos hijos, escapó de su pueblo natal, Paroni, en Istria, primero hacia Italia, y luego en barco hacia Australia, en 1957.
A los 70 años pintó su primer cuadro, y en poco tiempo fue mundialmente conocida. En 2003 completó una serie de 14 pinturas para el Museo Nacional Marítimo de Australia, que reflejan su viaje desde Istria hasta Australia. Sus obras están en exposición permanente en la Galería Nacional de Canberra; en el Museo de Liverpool, de Sydney; en el Casula Powerhouse, de Sydney; el el Museo Nacional Marítimo de Sydney, y en numerosas colecciones privadas de Australia, Nueva Zelanda, EE.UU. y Europa.
Sinozich pinta en estilo naif, con motivos de recuerdos propios, y de la vida en Australia, paisajes, flores y obras abstractas.
La directora del Museo Marítimo e Histórico del Litoral Croata, Tea Perinčić, dijo que Sinozich había expuesto sus obras en Rijeka, por primera vez, hace varios años, y que fue entonces cuando establecieron contacto con el museo. Gina Sinozich agradeció a sus anfitriones por la ceremonia, y anunció que enviaría varias obras más.
La embajadora de Australia ante Croacia, Elizabeth Petrovic, destacó que Gina Sinozich es un excelente ejemplo de inmigrante en Australia, cuya creación constituye parte de la riqueza cultural del país. Aceptó completamente su nuevo país, pero no olvidó sus orígenes, dijo Petrovic. (Hina)