Gracias a Sina Kreković, esposa de Kristijan Kreković, y a la historiadora de arte Ljerka Galic, de la FEC, en primavera de este año Perušić obtendrá un espacio para la exposición permanente de treinta y tres obras de arte de este pintor mundialmente conocido.


 
Gracias a Sina Kreković, esposa de Kristijan Kreković, y a la historiadora del arte Ljerka Galic, de la Fundación para la Emigración Croata, en la primavera de este año Perušić contará con una exposición permanente formada por treinta y tres obras de arte de este pintor mundialmente reconocido, oriundo de Perušić.
Kristijan Kreković ( 1901-1985) pasó la mayor parte de su vida en Perú. Dejó su patria después de la Segunda Guerra Mundial. Aunque vivía en la emigración, parte de sus motivos fueron dedicados a Croacia y a Lika.
Kreković nació en el pueblo de Kopriva, Gradačec, en BiH, donde su padre, el inspector forestal Roko Kreković, oriundo de Perušić, cumplía sus funciones. Falleció en Palma de Mallorca en 1985, donde funciona su galería „Museo Kreković“.
Los críticos de arte lo consideran uno de los más grandes retratistas del siglo XX, y la ciudad de París publicó, en 1928, una serie de postales con sus obras. Retrató, entre otros, a Mahatma Gandhi (1931), su amigo personal; a la Reina Madre de Inglaterra (1938) a su pedido; al Rey sueco Gustav V (1948), etc. En Palma de Mallorca, además de su galería que cuenta con 150 obras, existe el Parque de Kristijan Kreković, y en Tuzla, ciudad en la que el artista cursó sus estudios secundarios, una calle lleva su nombre.
Gracias a Sina Kreković, que en dos oportunidades (1991 y 1994), según el deseo de su difunto esposo, donó sus obras a Croacia, la segunda parte de 80 óleos en tela que todavía no ha sido expuesta, será donada a Perušić.
La semana pasada, Ljerka Galic y Darko Ivić, del Instituto Croata de Restauración, entregaron un total de treinta y tres óleos en tela al Museo Lika Gospić. Las obras permanecerán allí hasta la primavera, a partir de la cual Kreković volverá a su Perušić. Se trata de un tesoro cultural invaluable, de un artista que pasó su vida en la emigración, soñando con volver a su patria, lo que lamentablemente no ocurrió.
(Novi list)