El conocido benefactor y trabajador del sector gastronómico, nacido en Igrane, Makarska, llegó a EE.UU. en 1954. Falleció a los 95 años en paz, rodeado de su familia. Su restaurante „Drago’s“, que cuenta con tres locales, continúa su trabajo en manos de su familia.

Drago Cvitanovich, conocido en Nueva Orelans en el ramo gastronómico, falleció el pasado 4 de febrero, a los 95 años, rodeado de su familia. Junto con su esposa Klara, Drago era conocido en Nueva Orleans por su obra benefactora y gastronómica. El último adiós será el martes 7 de de febrero.

Drago Cvitanovich, nacido en Igrane, cerca de Makarska, llegó a los EE.UU. en 1954. En aquellos tiempos vivía en Nueva Orleans casi toda su familia, que luego decidió volver a Croacia. Todos, menos Drago, que se había enamorado de Klara Buconić, una joven que llegó a la ciudad desde Dubrovnik en 1957. Al año siguiente se casaron, tan solo a tres semanas de haberse conocido, y se mudaron a Canadá. En 1964 llegaron a Nueva Orleans con sus dos hijos.

Drago consiguió trabajo en el restaurante que dirigía su hermana. Allí sumó experiencia y descubrió los secretos del oficio que lo haría famoso. Además, aprendió a concinar, y era conocido como el criador de ostras más famoso de Louisiana. Entraron en el ramo gastronómico gracias a su familiar, Drago Batinić, quien hasta ese entonces había tenido un restaurante llamado „Drago’s“ en Lakeview. Cuando Batinić cerró el restaurante, decidieron conservar el nombre y abrir su propio negocio, en 1969.

En aquellos tiempos, Drago solía conducir hasta 300 km para traer ostras frescas a su restaurante, y trajo con él a Mama Ruth Jenkins, una famosa especialista de cocina creolé. El deseo del matrimonio Cvitanović era ofrecer a los clientes frutos de mar cocinados de diferentes maneras, a precios accesibles, y en una atmósfera familiar. Las ostras siempre estuvieron en primer lugar.

Hoy, su restaurante „Drago’s“ tiene tres locales. Hacía ya veinte años que Drago se había retirado. Su familia se hizo cargo del negocio, cuyo director es su hijo Tommy.

La familia Cvitanovich es conocida por su generosidad y filantropía, y Drago y Klara fueron ganadores de numerosos premios de la industria gastronómica.

„Drago y Klara Cvitanovih llegaron desde Croacia en junio de 1964 con la idea de que, solo con trabajo y tezón, podrían tener éxito. Lo que dejaron a sus hijos y amigos es el ejemplo que deben seguir las próximas generaciones“, dice a los pies del „Monumento al inmigrante“ en la costa del río Mississipi, en Nueva Orleans.
(Fenix Magazin)