La exposición, a través de fotos y artículos, demuestra su rica experiencia de vida y su cooperación con las comunidades croatas en diferentes proyectos culturales y humanitarios, especialmente en tiempos de la Guerra por la Independencia. La retornada a Rovinj está sumamente agradecida por sus 24 años de vida en Suecia en la que, según dice, pasó los mejores años de su vida.

En los espacios de la Fundación para la Emigración Croata filial Pula se inauguró recientemente una exposición de fotografías, artículos periodísticos, objetos y recuerdos de Suecia, coleccionados prolijamente por Slavica Božičević. La exposición, a través de fotos y artículos, demuestra su rica experiencia de vida y su cooperación con las comunidades croatas en diferentes proyectos culturales y humanitarios, especialmente en tiempos de la Guerra por la Independencia.
En la inauguración estuvieron presentes numerosos retornados de Suecia y de otros países, que en la actualidad viven en Istria. Después de su jubilación, Slavica Božičević eligió volver a Croacia, más exactamente a Rovinj, aunque viaja frecuentemente a Zagreb y a Suecia.
Dirigiéndose al público, Slavica Božičević dijo: „No fue fácil cambiar las costumbres, aprender el idioma, buscar trabajo, adaptarse y sentirse cómoda en un país extranjero, y con un clima tan duro. Sin embargo, eso me impulsó a examinar mis propias habilidades, aprender, desarrollarme, trabajar con los emigrantes, e identificar las similaridades y diferencias entre las culturas. Todo ello pasó a ser parte de mi vida, y me motivó a seguir aprendiendo, a trabajar en diferentes áreas“.
Versátil por profesión y compromiso, esta retornada de Suecia vive en Rovinj y sigue con su causa. Slavica se siente agradecida por sus veinticuatro años de vida en Suecia que, como dice, han sido los años más lindos de su vida. Durante esa época, organizó muchas exposiciones sobre las tradiciones nacionales en el mundo, realizó talleres sobre salud y ecología, y trabajó durante tres años en la estación de radio Jonkoping, donde conducía un programa cultural e infantil. Además, trabajó durante seis años en teatro amateur. Es miembro activa en las organizaciones internacionales como la ONU, UNICEF y Mujersea para la paz y la libertad. Hoy se dedica mayormente a las manifestaciones culturales, shows, y especialmente a la poesía. Es miembro activo de la Comunidad de poetas „Kultura-snova“.

Texto: Ana Bedrina