Con la guía del Monseñor Anton Belan, Vicario General del Obispado de Kotor y autor de la monografía San Tripun y su Catedral, los alumnos visitaron en detalle el interior, los tesoros y el museo de arte sacro, y la presentación acerca de las fases de construcción de la Catedral de San Tripun, y la variedad y el valor del tesoro que contiene.

Durante las vacaciones previas a las fiestas de Pascua, los alumnos de idioma croata y cultura de Kotor y Tivat han organizado una visita a la Catedral de San Tripun durante el Domingo de Ramos. Durante la misma, visitaron en detalle el interior, los tesoros y el museo de arte sacro, guiados por el Vicario General del Obispado de Kotor, el Monseñor Anton Belan.
El mismo, un gran conocedor de una de las catedrales más antiguas de la costa adriática oriental, y autor de la monografía „San Tripun y su Catedral“, presentó a los alumnos una exposición adaptada e interesante sobre las fases de la construcción de la Catedral de San Tripun, y sobre la variedad y el valor del tesoro que contiene.
El diálogo comenzó debatiendo si San Tripun hubiera muerto igualmente como mártir, de haber ocurrido su muerte sesenta años después. „La respuesta es negativa, ya que el Edicto de Milán del año 313 marca el final de las persecusiones religiosas en el Imperio Romano“, contestó correctamente uno de los estudiantes.
Entre los valiosos elementos expuestos que los alumnos de idioma croata tuvieron posibilidad de ver, el que más atrajo la atención fue el sarcófago antiguo de mármol en el que fueron traídas las reliquias de San Tripun a Kotor, en el año 809.
(Radio Dux)