Los descendientes de la familia de Santiago Uskokoviš Sirga se vistieron de blanco, los de Gregorio Uskoković Sirga de azul, y los descendientes de Marko Uskoković Ivanković, de rojo. Los colores no fueron casualidad. Los colores formaron la bandera croata.

La noticia llegó de Guayaquil, Ecuador, donde el pasado 2 de septiembre se reunieron todos los miembros de la familia Uskoković, que viven allí desde fines del siglo XIX, llegados desde Dubrovnik.
La mayoría de los que llegaron a la reunión familiar provienen de Guayas, pero algunos se esforzaron en llegar desde otros lugares, como Bahía de Caraquez y Chone.
Los descendientes de la familia de Santiago Uskoković Sirga se vistieron de blanco, los de Gregorio Uskoković Sirga de azul, y los descendientes de Marko Uskoković Ivanković, de rojo. Los colores no fueron casualidad. Los colores formaron la bandera croata.
La iniciativa fue de Hernán Uskoković, quien deseaba reunir a todos los descendientes de aquellos venidos a Ecuador en 1880.
Dos correos electrónicos fueron suficientes para organizar la reunión.

Texto: Branka Bezić Filipović