El tercer encuentro de tres días de duración de los emigrantes croatas de Sudamérica tuvo como objetivo motivar a la conexión y la unidad de las comunidades croatas de emigrantes en el continente, así como la mantención de la identidad nacional y las relaciones estrechas entre la diáspora y Croacia

La secretaria de estado para Asuntos Políticos, la magister Zdravka Bušić, participó en Santiago del Encuentro de la diáspora croata de Sudamérica, que se llevó a cabo del 27 al 27 de octubre.
El tercer encuentro de tres días de duración de los emigrantes croatas de Sudamérica, después de Lima 2015, y Santa Cruz de la Sierra 2016, tuvo como objetivo dar un empuje a la conexión y la unidad de las comunidades croatas de emigrantes en el continente, así como la mantención de la identidad nacional y las relaciones estrechas entre la diáspora y Croacia.
En la delegación de la secretaria de estado Bušić, quien participó en calidad de enviada especial de la presidente de la República de Croacia, se encontraban el secretario de estado del ministerio de Ciencias y Educación, el Dr. Matko Glunčić; los representantes del Consejo Nacional para la Ciencia, los Altos Estudios y el Desarrollo Tecnológico, el prof. dr. Željko Grabarević y el prof. dr. Jurica Pavičić; la representante de la Universidad de Zagreb, la dra. Andrea Sršen, y el vicepresidente para las Relaciones Internacionales de la Cámara Croata de Comercio y la UE, Želimir Kramarić.
El encuentro, que se llevó a cabo en los espacios del Estadio Croata, la mayor asociación de descendientes de emigrantes en Chile, comenzó con una cena de gala de la que participaron unos cuatrocientos emigrantes destacados, de los que más de cien eran llegados de Bolivia, Ecuador, Perú, Argentina, Brasil y Uruguay.
Entre los invitados especiales se encontraban el decano del coro diplomático y nuncio apostólico, el Mons. Ivo Scapolo; la embajadora de la UE en Chile, Stella Zevourdaki; el director político del ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, el embajador Milenko Skoknić; representantes de las autoridades judiciales de la República de Chile; los cónsules honorarios de la República de Croacia de Punta Arenas, Antofagasta, Santa Cruz y Córdoba; el vicario general para la colonia croata en Latinoamérica, el Mons. Drago Balvanović, de Lima; el auditor estatal de la República de Croacia, Ivan Klešić con su delegación; la representante de la Fundación para la Emigración Croata, Branka Bezić Filipović; representantes del ministerio de Relaciones Exteriores y de Ciencias y Educación, y familias destacadas de toda Latinoamérica.
Durante las reuniones de trabajo se habló sobre los potenciales de la cooperación económica entre Latinoamérica y Croacia, y el uso de programas e instrumentos de la UE para Latinoamérica abiertos para las PyMES. El tema de la protección de la identidad croata aunó muchas de las presentaciones sobre las actividades existentes de las comunidades en numerosos países de Sudamérica, desde las actividades culturales amateur hasta el aprendizaje del idioma y la preocupación por proteger el vasto material de archivo que debería coleccionarse y servir como fuente relevante de la educación de los jóvenes, y como un recuerdo del aporte generacional de la comunidad de descendientes de emigrantes croatas en la construcción y el desarrollo de todo el continente.
El encuentro fue acompañado por un programa variado ofrecido por las asociaciones culturales y artísticas croatas de la diáspora de todas las regiones de Chile y de otros países de América Latina.
En el Teatro Oriente, en Santiago, se llevó a cabo el 5° Festival de Folklore de Sudamérica, organizado por la Corporación Cultural Domovina, iniciadora de una serie de festivales folklóricos de comunidades croatas de América Latina desde 2011, en Uruguay, Argentina y Chile.
La misa por la Patria fue celebrada por el mons. Balvanović, y concelebrada por el mons. Većeslav Tumir, secretario de la Nunciatura en Santiago, y por el fraile Ivica Vrbić, misionero en Bolivia. Durante la misa, cantó el coro del Hogar Croata de Punta Arenas.
Los participantes del encuentro visitaron asimismo el Instituto Agrícola Pascual Baburizza, en Los Andes, cuyas bases fueron colocadas por Pascual Baburizza, un industrial y mecenas croata, en 1941, quien creó una fundación con ese fin, y que hoy funciona como la Fundación de la familia de Andrónico Lukšić, el empresario chileno de origen croata y filántropo más grande, con el fin de educar en el tema del agro a jóvenes chilenos de familias carenciadas.
Durante el encuentro se expresó el apoyo a la iniciativa del renombrado empresario ecuatoriano de origen croata, Tomislav Topic Granados, para que el siguiente evento de la diáspora croata de Sudamérica se lleve a cabo en 2018 en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil.
Durante la estadía de la secretaria de estado Bušić y su delegación en Santiago, el 26 de octubre se organizó una cena de gala en la residencia de la República de Croacia, junto con el viceministro de Relaciones Exteriores de Chile, Edgardo Riveras, en cuya compañía se encontraba la directora general para Europa, la embajadora Alejandra Guerra, y el miembro del gabinete, Felipe Cusiño.
En este encuentro, organizado por las asociaciones de la emigración croata – Estadio Croata; la Corporación Cultural de los Croatas de Chile, Domovina; la Asociación de Profesionales y Empresarios de Origen Croata; la Cámara de Comercio Chileno-croata; las Damas Croatas, y la Pastoral Croata, y la Embajada de la República de Croacia en Santiago -, participaron representantes de las comunidades croatas de Chile, Argentina, Brasil, Uruguay, Perú, Bolivi, Paraguay y Ecuador.
(cl.mvep.hr)