La segunda fundición original del mismo retrato se descubrió de manera oficial justamente en la Universidad Pontificia en Santiago, lugar en el que Kupareo fue un valorado profesor.

En el Instituto de Estética de la Universidad Pontificia de Chile, en Santiago, el pasado 23 de noviembre se colocó y descubrió el busto de Raimundo Kupareo, dominico croata, escritor y estético.
El dominico, poeta y estético Rajmund Kupareo (Vrboska en la isla de Hvar, 1914 – Zagreb, 1996) se ordenó en 1937 en Dubrovnik, continuó sus estudios en Zagreb y República Checa, y doctoró en la Universidad Pontificia de Chile, en Santiago, en 1951. Es también allí donde hizo una envidiable carrera como profesor universitario y fundador del Instituto de Estética. Kupareo volvió a Zagreb en 1971, ciudad en la que falleció en 1996.
En 2014 se colocó su busto en bronce en su Vrbosko natal, que hizo de manera fidedigna el escultor contemporáneo croata más valorado, Kuzma Kovačić (Hvar, 1952). La segunda fundición original del mismo retrato se descubrió de manera oficial justamente en la Universidad Pontificia en Santiago, lugar en el que Kupareo fue un valorado profesor. La importancia de la ceremonia se refleja en que, ante la presencia de la embajada croata Nives Malenica, el busto fue descubierto por el rector de la Universidad, el prof. dr. Ignacio Sánchez.
Cabe destacar que el escultor Kuzma Kovačić donó sus derechos de autor, mientras que la Universidad financió la fundición. Todo el proyecto se realizó con el generoso compromiso de Marta Tomić, magister de Lengua Española, del escultor Kuzma Kovačić, del prof. Radoslav Tomić, y del director del Instituto de Estética, el prof. dr. Gabriel Castillo Fadić.
Con la colocación del busto de Raimiundo Kupareo se hace el mejor homenaje no sólo a este destacado sacerdote y profesor, sino a toda la influyente y numerosa comunidad de emigrantes croatas en Chile, que hizo un gran aporte al desarrollo social, cultural e intelectual de Chile y Sudamérica.
La coordinadora del proyecto fue Marta Tomić, el auspiciante mediático fue Slobodna Dalmacija, que imprimió un folleto alusivo con el programa tanto en croata como en castellano, y la Academia Croata de Ciencias y Artes fue la auspiciante del evento. Los coorganizadores fueron la Universidad de Split y la Universidad Católica Croata.

Más información en www.culturenet.hr