Los habitantes de Lupak, Klokotić y Karaševo, y los croatas llegados de las ciudades Odnik, Ravnik, Nermiđe y Jabalče, en los alrededores, a través de sus representantes y como grupo étnico croata único, recibieron a Josip Leko con campanadas y aplausos.

El pasado 11 de mayo, la pequeña comunidad croata de Rumania recibió la visita del presidente del Parlamento croata, Josip Leko.
Los habitantes de Lupak, Klokotić y Karaševo, y los croatas llegados de las ciudades Odnik, Ravnik, Nermiđe y Jabalče, en los alrededores, a través de sus representantes y como grupo étnico croata único, recibieron a Josip Leko con campanadas y aplausos.
De esta manera, frente a la iglesia de San Mateo en Lupak, recibieron al presidente del Parlamento y a todos los miembros de la delegación el príncipe Marjan Vlasić, el sacerdote Marjan Tinkul, el presidente de la Unión Democrática Croata en Rumania y representante en el Consejo Gubernamental de la Rep. de Croacia, Petar Hategan, el presidente honorario de la Unión Democrática Croata en Rumania, Ivan Birta, otros representantes y delegados, niños en trajes típicos y numerosos lugareños.
Igualmente emotivo fue el encuentro en Klokotić, donde la reunión se llevó a cabo frente a la iglesia Nombre de María. Los anfitriones ofrecieron a los invitados pan y sal, y los miembros de la Asociación Klokotić tuvieron a cargo el programa artístico.
En Klokotić se dirigió a los presentes Petar Hetegan. El solo hecho de que más del 66% de los croatas, de un total de 156 encuestados, hayan optado por el idioma croata y la religión católica romana como los elementos más significativos de la identidad croata, como lo demuestra el reciente estudio sociológico, justifica cada ayuda a los croatas de Rumania, para que sigan nutriendo su identidad croata, destacó Hategan. Asimismo agradeció a la Embajadora Croata en Rumania, Andreja Gustović-Ercegovac, a los empleados de la Embajada de la Rep. de Croacia en Bucarest, y a la delegación rumana encabezada por la Secretaria de Estado Lazika Enikő Katalin, y al gobernador del condado de Karaš-Severin, Silviu Hurduzeu.
En la escuela primaria local, saludó a todos los presentes Marjan Lukačela, con sus colegas y alumnos.
Los habitantes de Karaševo, encabezados por Milje Radan, también saludaron al Presidente del Parlamento croata. Así lo hicieron las autoridades locales de la Unión Croata en Rumania, Silviu Hurduzeu, gobernador del condado de Karaš-Severin, y Mihai Stepanescu, intendente de Rešica, la Secretaria de Estado Laziko Enikő Katalin, y finalmente Josip Leko, Presidente del Parlamento Croata.
Durante la visita a los croatas de Rumania, acompañó al Presidente del Parlamento Slobodan Đureć Gera, representante de los croatas en el Parlamento Rumano, quien también dirigió unas palabras a los presentes en Karaševo.
Como casi todos nacimos en Rumania, no podemos dejar de respetar a la nación y la tierra en la que vivimos, dando nuestro aporte al bienestar de sus habitantes, y demostrando la fidelidad antes mencionada. La mejor forma de hacerlo es tomando conciencia de nuestra ética croata y de todo lo que nos hace croatas – el aprendizaje del idioma croata, la transmisión de las costumbres, tradiciones, la riqueza cultural, el conocimiento de la cultura croata, la vivencia de los valores y el aprendizaje de la fe cristiana, la apertura hacia lo diferente, y el deseo de que conocer al otro en paz y unión. De esta manera justificaremos la confianza que se nos ha dado, y la tarea encomendada de unir a dos países: la Rep. de Croacia y Rumania.

Texto: Petar Hategan