Aleksa Bjeliš, rector de la Universidad de Zagreb, y Marin Knezović, director de la Fundación para la Emigración Croata, saludaron a los presentes y les desearon éxito.

La Escuela universitaria abierta de idioma y cultura croata, organizada en forma conjunta por la Universidad de Zagreb y la Fundación para la Emigración croata, comenzó en Zagreb.
La escuela, destinada a jóvenes de origen croata y a otros estudiantes que desean aprender o perfeccionar el idioma croata, este año es cursada por 34 estudiantes provenientes de 14 países europeos y transoceánicos, entre ellos cinco becarios de universidades asociadas.
Aleksa Bjeliš, rector de la Universidad de Zagreb, y Marin Knezović, director de la Fundación para la Emigración Croata, saludaron a los presentes y les desearon éxito.
El programa académico cuenta con 120 horas cátedra, y el programa de cultura e historia croata cuenta con clases de campo, visitas guiadas por diferentes museos, galerías, exposiciones artísticas e instituciones culturales y científicas, obras de teatro y conciertos, encuentros con artistas croatas de renombre, y viajes de estudio al Zagorje croata y a los lagos de Plitvice.
Dentro de un mes, muchos de los estudiantes comenzarán a hablar el idioma croata o perfeccionarán sus conocimientos, dijo la directora de la escuela, Zrinka Jelaska, y destacó que las clases intensivas serán un shock para algunos estudiantes, debido a la dificultad de la gramática croata o por los cambios que deberán adoptar aquellos que hablan en el dialecto heredado de sus padres o abuelos.
Los alumnos obtendrán el diploma de la Universidad de Zagreb, un certificado con las calificaciones, y un certificado con 9 puntos transferibles. (Hina)