En la Fundación para la Emigración Croata (FEC) se inauguró, el jueves 20 de septiembre de 2012, la exposición de cuadros de Monika Trimmel Roženić, croata de Gradišće.
Durante el evento hablaron, además de la autora, Marin Knezović, Director de la FEC, y Stipe Milkotić, párroco de Mali Borištof (Gradišće, Austria), quien dijo unas palabras sobre la artista, y Georg Christian Laka, Director del Foro Cultural Austríaco y delegado de la Embajada de la República de Austria en Zagreb, quien saludó a los presentes e inauguró esta emotiva exposición.

La presentadora fue Marija Hećimović, Directora de la Sección de Minorías Nacionales Croatas en la FEC.

Entre el público estuvieron presentes Ivica Lovrić, Vicedirector de la Oficina de la Ciudad para Educación, Cultura y Deporte; Mišo Munivrana, Secretario de la Comisión Parlamentaria para los Croatas en el Exterior, y representantes de Ministerios y de la Oficina Gubernamental para los Croatas en el Exterior.

– Me alegra verlos en este, nuestro edificio, que en sí mismo es una obra de arte. Dialogué con nuestra artista y noté su habilidad para unir diferentes estilos y corrientes, y el valor en el enfoque pictórico. La tarea de la FEC es unir algunas cosas que, a primera vista, parecen diferentes, por ejemplo a los croatas de diferentes culturas, que se desarrollan de diferentes formas, pero que tienen un sentimiento común y un tema común. Saludo afectuosamente a todos, y también a nuestra amiga pintora, que nos hizo el honor de exponer sus obras en nuestra sede – dijo entre otras cosas el Director de la FEC, en su saludo inicial, destacando que él mismo es un gran amante del arte.

Al final de la ceremonia, la autora dirigió unas palabras a los presentes, y entregó el cuadro Madre anciana a la FEC como recuerdo de este encuentro.

La autora aprendió a pintar en acuarelas con la Hermana Elfrieda Etti, en el Instituto del Profesorado de las Teresianas, en Željezno, y más tarde en Viena asistió a cursos de desnudo. En este último tiempo la ex docente comenzó a dedicarse a la pintura con acrílicos, y sus pinturas abstractas en tela son ahora más frecuentes.

Monika Trimmel Roženić ya ha expuesto sus obras en Gradišće, Viena, Varaždin, Požega, Budapest y Zagreb.

Texto: Željka Lešić; Fotos: Hrvoje Salopek