El director de la FEC visita Australia y Nueva Zelanda

Durante su visita de dos semanas de duración, Mijo Marić, junto con una delegación de BiH, visitó a numerosos emigrantes, asociaciones… y se familiarizó con su trabajo y su obra

El director de la Fundación para la Emigración Croata y presidente de la Asociación de los croatas de Bosnia „Prsten“, Mijo Marić, del 27 de octubre hasta al 9 de noviembre visitó a numerosos emigrantes y asociaciones en Australia y Nueva Zelanda, junto con una delegación de BiH. Allí se familiarzó con la obra de la emigración. En esta entrevista habla sobre el trabajo que realiza la fundación que preside, la Asociación Prsten, los croatas de la diáspora…

¿Cómo funciona la Fundación para la Emigración Croata?
La Fundación para la Emigración Croata opera desde hace 66 años y, como lo dice su nombre, su fin es reunir a los croatas de la emigración, a los croatas de BiH y a los croatas que cuentan con el status de minoría en otros países. Esta reunión tiene bases emocionales y, lógicamente, se basa en el hecho de que el efecto de la obra de un grupo es significativamente mayor que la suma de la obra individual de los miembros del mismo. El pueblo dice: juntos somos más fuertes.

¿Por qué, entonces, tenemos tantas diferencias?
Los conflictos son naturales e inherentes a las personas en sus relaciones interpersonales. En los conflictos se esconde asimismo el potencial para obrar y hacer cambios. Y nuestro objetivo es cambiar la situación. Lo que es disputable en un conflicto es la forma de solucionarlo. Si les damos un fuerte toque emocional, lo que es frecuente, estamos en camino de buscar a un culpable y de acusarnos mutuamente. Aquí faltan los hechos. Es mejor un enfoque racional, ya que en él está presente la idea de buscar una solución y un obrar.

¿Hay diferencias entre el enfoque entre los croatas en Croacia y los croatas en la diáspora?
Cada mudanza es difícil y genera un malestar, y muy frecuentemente un trauma. Las grandes mudanzas son con frecuencia un gran trauma. Eso pasa durante los así llamados tiempos difíciles de una nación. Ene sos tiempos difíciles cada uno de nosotros lleva consigo su sufrimiento, pero también su esperanza. Alimentamos la esperanza creyendo en un futuro mejor. Ese futuro mejor, en la nación croata, fue alimentado durante cientos de años con la idea de crear el estado de Croacia. Y esta generación tuvo la oportunidad de hacerlo. Y lo ha logrado. ¡Se ha cumplido el sueño! Y entonces tuvimos que despertarnos y enfrentarnos a la realidad, que supone liderazgo, orden y respeto a la patria. Nuestra patria. No supimos bien cómo hacerlo. En lugar de solucionar probemas que aparecen como una situación natural, las hemos amontonado y crecieron las frustraciones. Debido a la falta del obrar, fuimos por el camino más fácil. Buscamos al culpable y nos acusamos entre nosotros. Sería bueno que tracemos una línea, que nos perdonemos unos a otros (no supimos hacerlo mejor), en los tiempos actuales, a través del contenido, buscamos soluciones funcionales. La Croacia de la patria y la emigrada tienen muchas cosas en común, por lo que la unidad es simplemente lógica.

¿Cuál es su mensaje para el encuentro con los croatas de Nueva Zelanda y de Australia?
En general, en los mensajes incluimos nuestras necesidades y constituyen una forma cierta de buscar que se hagan realidad por parte de aquellos a los que se dirigen. Mi trabajo es escuchar a la gente, individual y grupalmente y, después, a través de los contenidos de la Fundación para la Emigración Croata, y en cooperación con las instituciones gubernamentales, transformar eso en objetivos realizables con una operacionalización clara y una determinación temporal para que no quede todo solo en deseos. Y este es el gran trabajo conjunto de los croatas en la República de Croacia y de los croatas de la emigración. Creo que este es un buen momento. Nos enfrentamos nuevamente con una gran ola de emigración de croatas de BiH y de Croacia, que se transforma en un problema de primer orden de ambos países. Por eso, el premier de la Rep. de Croacia Andrej Plenković, la presidente Grabar-Kitarović y el presidente de la presidencia de BiH, Čović, dieron una extremada atención a esta cuestión. Durante este viaje a Nueva Zelanda y Australia, Čović y sus colaboradores utilizan cada momento para reunirse con los emigrantes, además de presenciar las reuniones de estado con las más altas autoridades de Nueva Zelanda y de Australia.

¿Qué le comentaron los emigrantes?
Son gente que se fue al otro lado del mundo y llevaron consigo el espíritu croata, que ennoblecieron adicionalmente con su experiencia en Nueva Zelanda y Australia. Con su valor, su laboriosidad y su experiencia agregaron conocimientos y sabiduría al mundo desarrollado. Nos reunimos con grupos y personas importantes cuyo conocimiento, experiencia y amor hacia Croacia es una verdadera riqueza. Espero que sepamos transformar todo eso en contenidos concretos.

Usted es también presidente de la gran asociación croata de los croatas de Bosnia “Prsten”. ¿Puede decirnos algo sobre su obra?
Pienso que las buenas ideas se mantienen con el tiempo y que encuentran su forma de vida. Generamos la idea de reunir a los croatas de BiH en Croacia con buenas intenciones y, en estos doce años de la existencia de Prsten, hemos reunido más de tres mil personas físicas y más de trescientas jurídicas. En el marco de un amplio campo de contenidos, cada uno encontró su forma de participar a través de actividades sociales, culturales y deportivas, de becas a estudiantes y de obras científicas y económicas. En el marco de Prsten hay cerca de cien científicos que, con sus conocimientos y su experiencia, mejoran la situación de la sociedad. Es significativa la cooperación entre ellos y los empresarios de Prsten que, en sus propias empresas en Croacia y en BiH, emplean cerca de 50000 personas. Nuestra misión constante es ser puente entre BiH y Croacia y los croatas que están diseminados por el mundo.

¿Qué es lo que más lo ha impresionado tanto en Nueva Zelanda como en Australia?
Hay muchas cosas que me impresionaron en estos dos países, pero destacaría el encuentro con croatas exitosos en el campo del empresariado. Es fascinante su simpleza y la habilidad de enfoque de sus observaciones. A pesar de su racionalidad típica de la gente de empresa, mi impresión es que sus negocios también están empapados de sentimientos croatas, liberados de las debilidades de la región de la que vinieron. Después, la estadía en el Centro Católico Croata y en el Hogar de Ancianos „Cardenal Stepinac“. Allí se cuidan los recuerdos del terruño. Allí los postres todavía tienen el mismo perfume que en tiempos de la infancia, y los recuerdos de los prados, los claros del bosque y los lagos, son revividos y, con adiciones recíprocas, crean la patria como era o como debería ser. Aquí la patria se cuida y defiende, a veces se la reprende, pero se la ama para siempre.

Texto: Jozo Pavković
(www.vecernji.ba)

suscripcion es

La Revista Matica

 

Anuario para la Emigración

 

Información de contacto

  • FUNDACIÓN PARA LA EMIGRACIÓN CROATA
  • Trg Stjepana Radića 3
  • 10000 Zagreb, Croatia
  • Tel: +385 1 611 51 16
  • Fax: +385 1 611 15 22
  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.